¡A la mesa!

18 Jun

Como hemos repetido ya varias veces, las vacaciones están a la vuelta de la esquina y necesitamos buscar planes para hacer con los más pequeños de la casa. Hoy os proponemos una actividad que hará a los niños experimentar con los alimentos y divertirse mientras  preparan su propia comida (y la del resto de la familia). Por supuesto no es algo que puedan hacer ellos solos, pero ellos deben pensar que la responsabilidad es suya, y así se sentirán más que orgullosos del resultado final.

El menú familiar que os traemos es ideal para una cena, admite muchos tipos de ingredientes y además se puede personalizar según qué le guste a cada uno. Os adelantamos todos los platos y luego os damos una guía rápida de cómo llevarlos a cabo.

  • Entrantes: Rollitos de pan de molde y Huevos rellenos.
  • Plato Principal: Mini empanadas.
  • Postre: Tarta de obleas.

El primero de los entrantes es el plato más sencillo de todos. Para los rollitos de pan de molde sólo tenemos que coger pan de molde normal y estirarlo un poco con el rodillo o comprar un pan de molde especial para este plato. Lo difícil de esta receta es elegir qué ingredientes vamos a echarle, ya que admite casi de todo (patés, embutidos, ahumados, frutos secos, mermelada…). Podemos hacer una votación o dejar que cada uno escoja sus propios ingredientes y luego cuando estemos comiendo probarlos todos y que cada uno escoja cuál le gusta más. A la hora de enrollarlos debemos ayudarnos con papel de aluminio y meterlos envueltos en el frigorífico.

Si no tenéis claro cómo se elaboran los rollitos, sólo tenéis que entrar aquí y ver cómo desde Ideas al Horno nos lo cuentan detalladamente.

Rollito Salmón

Fuente: Ideas al Horno

El segundo de los entrantes son los huevos rellenos. Para elaborar este plato con los niños debemos tener ya cocidos y fríos los huevos. Normalmente se les quita la yema y en ese hueco se rellenan  con una mezcla hecha con la propia yema, atún y mayonesa o tomate (o ambos), pero si queremos experimentar también podemos probar a incluir otros ingredientes o cambiar alguno de los anteriores. Para hacerlos más divertidos no los serviremos de la forma aburrida que se suele hacer, sino que buscaremos otras más novedosas y divertidas como estas que os presentamos: huevos con forma de setas o huevos con forma de pollito (para ver la receta al completo sólo tenéis que entrar en los enlaces anteriores).

PhotoGrid_1371453778060

Fuente: Webos Fritos y PequeRecetas

Como plato fuerte proponemos unas mini empanadas con formas a elegir entre todos. Dependerá de la creatividad de cada uno, pero podemos obtener verdaderas obras de arte que nos dé pena comernos. La masa se puede comprar hecha o hacerla nosotros mismos, hay que tener en cuenta que la primera opción es la más fácil y rápida, pero la segunda es probablemente más divertida. Al igual que ocurre con los platos anteriores, en esta receta tienen cabida una gran variedad de ingredientes. Podemos seleccionar el pescado para platos anteriores y carne para este, o hacerlas de varios sabores. Además en las empanadas podemos incluir todo tipo de verduras. ¡Por cierto! No podemos olvidarnos de decorar las mini empanadas (antes de hornearlas o después, según el tipo de decoración). Para ver un ejemplo de receta podéis pasar por aquí y no perderos ningún paso.

Empanada Niños

El postre no será más complicado que los platos anteriores, ya que la tarta de obleas es también sencilla y podemos realizar el trabajo en equipo. Para realizarla sólo necesitamos unas obleas (cuantas más pongamos, más grande será la tarta), alguna crema para untar entre las capas (de chocolate con leche, de chocolate blanco o las dos) y algo divertido y de varios colores para decorar antes de comérnosla (bolitas de cereales, estrellas de azúcar de colores, lacasitos…). ¿Y cómo se hace? Pues se coge una oblea, se unta con la crema que hayamos elegido, se pone otra oblea encima y volvemos a untar. El proceso se repite hasta que terminemos las obleas y ya sólo nos quede decorarla. Aún así, aquí os lo explican un poco mejor.

Tarta de Obleas

Fuente: Bocados de Cielo

El orden ideal de preparación es a la inversa: primero la tarta, para que dé tiempo a que se enfríe, luego las empanadas (para que se hagan y se templen mientras cocinamos) y por último los entrantes. La decoración de cada plato puede ser también un concurso, a ver quién hace el más original, el más divertido, el más bonito… Y una vez que tengamos todo listo, sólo queda poner la mesa entre todos y disfrutar de una agradable comida en familia.

Y vosotros, ¿qué otros platos preparáis con niños? ¿Qué ingredientes pondríais en estos platos que os proponemos?

Anuncios

Una respuesta to “¡A la mesa!”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo Mantener Buenos Hábitos en Verano | thefirstoutlet - julio 3, 2013

    […] Es importante también enseñarlos a ayudar en tareas de la casa, pero no podemos olvidar que estas tienen que estar adaptadas a la edad que tengan y si no las han hecho anteriormente deben ir progreso según vayan pasando los días. Estas pueden ir desde organizar sus cuartos hasta ayudar en la comida, y cuando “aprendan a cocinar” podemos hacer entre todos una cena completa. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: